La Universidad de Princeton, localizada en Princeton, Nueva Jersey, Estados Unidos es una de las ocho universidades de la Ivy League. Fue fundada como el College of New Jersey en 1746, y estuvo originalmente localizada en Elizabeth. Reconocida como una de las más prestigiosas universidades del mundo, la universidad fue trasladada a Princeton en 1756, manteniendo el nombre original. El nombre fue cambiado oficialmente a Universidad de Princeton ("Princeton University") en 1896. Originalmente fue una institución presbiteriana, actualmente laica. En ella impartieron clases los matemáticos John Nash y George Dantzig (este último inventor del Algoritmo simplex). El famoso físico Albert Einstein enseñaba e investigaba en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton, una institución cercana a la Universidad, aunque independiente. Princeton es una de las universidades más ricas del mundo con un presupuesto que supera los 13 mil millones de dólares. Parte de estos recursos son invertidos en el museo de arte [1] que exhibe numerosas pinturas, esculturas y arqueología; sus fondos suman 72.000 piezas. De historia ya centenaria, este museo cuenta con pinturas de Fra Angelico, Hendrick Goltzius, Goya (una de sus raras acuarelas sobre marfil), Monet, Gauguin, Warhol y muchos otros artistas preeminentes. Cuenta también con abundantes grabados y dibujos, arte africano, porcelanas... Princeton es constantemente calificada entre las mejores universidades de EE. UU. y del mundo con siete nominaciones consecutivas al primer puesto por la revista US News & World Report; en 2008 logró el puesto número uno por encima de las prestigiosas Harvard, Yale, Stanford y Chicago . Honoris causa: varios estudiantes destacados llegaron a los honores de Summa cuma laude, máximas alabanzas. Figuran en el cuadro de estudiantes de honor..
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Brunch ...ahh who are you?
Dom Mar 02, 2014 11:54 pm por Scarlett Van Ewen G.

» Ficha de Caroline Meester Bennett
Lun Feb 17, 2014 12:08 pm por Ireland S. Lawrence

» El mismo de siempre
Dom Feb 16, 2014 5:03 pm por Ellender Toretto

» Me abro al cierre //Foro HP// - A. Normal
Dom Feb 09, 2014 10:33 am por Tigers

» Nascita di Venere +18 - Recién abierto {Afiliación élite}
Dom Feb 09, 2014 10:29 am por Tigers

» ∞ Datos y normas de Afiliación
Dom Feb 09, 2014 10:22 am por Tigers

» World Behind My World {Confirmación Normal}
Dom Feb 09, 2014 10:18 am por Ireland S. Lawrence

» Mohnblume || Confirmación
Dom Feb 09, 2014 10:17 am por Ireland S. Lawrence

» The Edge of Lust (Confirmación Elite)
Dom Feb 09, 2014 10:16 am por Ireland S. Lawrence

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 6:34 pm.
Hermanos
E l i t e
13 / 48

Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Charles A. Rousseau el Jue Ago 15, 2013 5:20 pm

Detestaba el calor insufrible del verano. Era una de mis debilidades. Soportaba temperaturas mínimas que congelarían a cualquiera, pero el calor era algo contra lo que no podía luchar. En Francia casi nunca hacía calor como en Nueva Jersey. Las temperaturas máximas en París rondaban por los veinticinco grados, y al haber viento, ni siquiera se notaba tanto. Creía que por eso era que no podía soportar el verano. Era todo cuestión de que aún no lograba acostumbrarme por más de haber entrado a la universidad hacía bastante tiempo. En verano yo decidía también quedarme en los interiores. No me gustaba la playa ni tampoco caminar en las calles con un calor que no podía aguantar. Adentro de la universidad había aire acondicionado que mantenía el ambiente fresco. Aquel día decidí usar una camisa blanca (ya que el blanco era mejor que el negro cuando de calor se trataba) y unos pantalones de jean.

Otro de los motivos por los cuales prefería el invierno era porque la gente iba mejor arreglada, en cambio en verano todos los hombres iban con chanclas que hacían que sus pies estén a la vista, y eso me parecía desagradable. Es verdad, era lo mejor para usar, si no el mundo estaría asado en el horno por la temperatura, pero... ¿era completamente necesario? Yo no creía que sí lo era.

Luego de pasear a Django por una media hora más o menos, decidí volver al interior. Había tomado la decisión de pasearlo porque en el jardín a la sombra no me fastidiaba tanto el clima. Con un libro en la mano, caminé por los corredores hasta, a lo lejos, vi a una chica con cabello castaño. Había varias de ellas en Princeton, pero no significaba que yo las conociese. Me corrí hacia un lado donde había solo sombra y ella no podría verme. Estaba tan oscuro en ese lugar, o más bien se veía tanto el lugar donde daba el sol, que estaba seguro de que no me vería. No había absolutamente nadie. Seguramente todos estaban fuera o en la playa, la segunda opción era la que más veía posible. Así que no habría ningún problema con que le hablase. Mientras nuestros caminos se iban acercando y ella me pasaba de largo sin siquiera verme, fue el momento en el cual volteé y, al estar suficientemente cerca, le hinqué el hombro para llamarle la atención. Luego me puse a su lado y le sonreí. - Hola Kayleen. - Dije con esa media sonrisa que solía caracterizarme, esperando su reacción ante lo que había hecho anteriormente. No le hablé ni en inglés ni en francés, si no en italiano. A ambos nos gustaban los idiomas y hablábamos varios de ellos, quizás por eso se había convertido en algo como una amiga para mí entre otras cosas. - Qué raro que no estés en la playa. Esperaba eso de tí. - Por más de que estemos completamente solos en los corredores, le hablaba en susurros por temor a que alguien nos escuche, o más bien que escuche que estamos hablando.
avatar
Charles A. Rousseau
Sigma Phi Alpha
Sigma Phi Alpha

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 06/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Kayleen Baldwin L. el Vie Ago 16, 2013 2:55 am

Verano. La verdad era que no me agradaba del todo esta estación del año, ya que con las altas temperaturas la mayoría de las personas sudaban, se quejaban del calor intenso, olían mal y cosas por el estilo; lo positivo era que podías andar tan fresca y cómodamente en short. Aproveché está mañana para ir a correr durante unas horas, puesto que también quemamos más grasas en verano y siempre tenía que estar en constante movimiento físico, era como una especie de obligación el tener que ejercitarme 2 o 3 horas al día, o bueno, eso es lo que me recomendaba mi agente, aparte de que ahora las empresas se estaban poniendo más exigentes. Que tienes que hacer esto, que no tienes que hacer esto, que por qué has hecho esto; no era lo que me imaginaba al principio, pero no podía quejarme, también es una bonita experiencia el conocer personas y viajar a distintos lugares, no es que me guste estar estancada en un lugar.

Dabria me había propuesto ir a la playa hoy con las chicas de la fraternidad, pero no andaba de humor como para ir, a veces me resultaba irritante la forma en cómo algunos chicos se acercaban a nosotras descaradamente y nos llenaban de halagos, pidiéndonos citas o queriéndo captar nuestra atención, no me gustaban los halagos fáciles en absoluto y menos tipejos arrogantes a mi alrededor, al único arrogante que tenía intención de aguantar era a Zach, porque bueno.. es Zach.
En el tiempo libre que me quedó, decidí ir a la biblioteca para poder leer algunos libros que me parecieron interesantes en mi última visita, no es que fuera una come-libros, sino es que una persona nunca aprende lo suficiente y el leer era como teletransportarse a otro mundo, aparte de que me inspiraba para poder escribir mi propio libro, el cual no tiene título por ahora, pero más adelante tenía planeado publicarlo. El único inconveniente de la biblioteca, es que era muy callado y tranquilo, no sabría si es porque no hay nadie en este día tan soleado o porque en las bibliotecas era un requisito el no hacer barullos, me incliné más por la primera opción ya que sería lo más lógico. Decidí ir a caminar por los alrededores de la universidad, para almenos oír a la naturaleza de fondo, así que le dije a la encargada que iba a ser un préstamo, lo cual aceptó sonriente y le agradecí. Fuí sin rumbo fijo a los pasillos, hasta que encontré una hermosa vista de los jardines desde ahí, daba el sol en su punto máximo, lo cual te dejaba con una ligera ceguera, pero aún así no le quitaba lo hermoso. Sólo oí mis tacones chocar con el suelo mientras caminaba, el cual hacia un pequeño eco, así que supuse que estaría sola y tranquila, pero sólo duró una media hora ya que sentí que alguien me tocó el hombro, volteé rápidamente lista para propinar un golpe hacia cualquier cosa que se me presentase y luego escuché una voz que provenía del otro lado.

- ¡Demonios, Charles!.-conjuré en búlgaro dándole un ligero golpe en el brazo con el libro que tenía en mano.- pues ya vez, aquí estoy, escondiéndome de mis fans.- dije respondiéndole ahora sí, en italiano.
Me agradaba conversar con él, podía poner en práctica mis lenguas, lo cual no creía que pudiera hacer con otra persona, aunque era incómodo el hecho de que tengamos que hablar en susurros, como ahora, pero tenía que guardar una imagen déspota por algo soy la sub-líder de las KPN.- ¿Y tú? Que raro que te vea tan tranquilo, esperaba que estés haciendo algún trabajo.-comenté, ya que a él no le gustaba quedarse quieto para nada.- Oh, por cierto, no te preocupes, está zona está despejada.- agregué al final para que pudiese hablar con libertad.
avatar
Kayleen Baldwin L.
Kappa Phi Nu
Kappa Phi Nu

Mensajes : 39
Edad : 23
Localización : Around the world.
Fecha de inscripción : 03/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Charles A. Rousseau el Vie Ago 16, 2013 6:32 pm

No podía evitar mirar de un lado a otro cuando estaba con Kayleen. Siempre cabía la oportunidad de que alguien nos viera juntos, y al ser ella la sub-líder de una fraternidad supuestamente importante, podría perjudicar "su imagen". Todos eran estereotipos y restricciones hechas por estudiantes viejos y algo tontos a mi parecer, pero me adaptaba a ellas, de todos modos me daba completamente igual. Aún así, disfrutaba el tiempo que pasaba con ella. Hacía cosas que con otros no, por ejemplo hablar en diferentes idiomas. Ante mi acción, respondió en búlgaro. Yo no hablaba aquel idioma excepto por algunas palabras, pero entendía bastante bien. Ella lo sabía notablemente mucho mejor que yo. Reí cuando insultó, con una mezcla de confusión y alteración, o aunque sea ante mis ojos, e ignoré su golpe con el libro. La siguiente frase la dijo en italiano. - La muy conocida Kayleen Natalie Baldwin Loeweescondiéndose de los paparazzis, ¿eh? Ustedes, las chicas, son muy raras a veces. - Dije esta vez en alemán. No sabía en qué idioma deberíamos hablar esta vez. En general escogíamos uno y luego seguíamos con la charla en esa misma lengua. Las oportunidades de vernos eran a veces escasas, por lo que elegir un idioma era algo bastante importante. - O quizás es que no quieres que te toquen el culo allí. - Me alejé un poco para que no me vuelva a pegar y reí un poco más.

Luego me volví a acercar. Seguir susurrando me molestaba en parte pero era lo que había que hacer. - ¿Yo? Acabo de volver de pasear a Django. - Kayleen conocía a mi perro pastor alemán bastante, así que no especifiqué quién o qué cosa era. - Y no tengo nada para estudiar, así que, aquí estoy, caminando estupidamente por lugares raros. - Me encogí de hombros, aún con la media sonrisa y sin hablar con un volumen de voz normal. Antes de que pudiera decir otra cosa, comentó que no había nadie. - Oh, genial, eso ya se volvía tedioso. - Suspiré aliviado y esta vez hablando normal, aún en alemán. - Kay, ¿en qué hablamos? ¿Ruso, alemán u otro? No se me ocurre nada. - Era un tema que parecía tan intrascendental que me causó un poco de gracia plantearlo, pero seguía siendo bastante importante para una comunicación sin problemas. Por otra parte, la frase sonaba algo rara, ya que casi nunca le decía por su apodo. Prefería llamar a la gente por su nombre completo y punto. Apoyé mi codo en su hombro mientras caminábamos hacia ningún lugar en específico aunque sin hacer presión alguna. - ¿Qué es de tu vida, niña? Hace bastante que no te veía. - Dije mirando al frente, aunque a ella de soslayo.
avatar
Charles A. Rousseau
Sigma Phi Alpha
Sigma Phi Alpha

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 06/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Kayleen Baldwin L. el Sáb Ago 24, 2013 3:52 am

Off: Disculpa la demora y lo horrible que me salió  

Me parecía divertido la manera en cómo miraba de lado a lado constantemente, parecía como si estuviera paranóico y la expresión de su rostro no hacia nada más que hacerme reír, aunque sabía que estaba pensando ya que él no es fan de los estereotipos o fraternidades exactamente, más bien pensaba que era una gran tontería y que no deberían existir, pero, ¿que sería el mundo sin ellas?

- Mejor no hablemos de géneros porque sino sales perdiendo.-le respondí en alemán, como lo había usado antes.- Oh, había olvidado lo descarado y graciosito que puedes llegar a ser.-comenté aguantándome las ganas de propinarle otro golpe ya que se había alejado un poco, sospechando de mi acto. La verdad era que no nos veíamos hace mucho, hasta juraría que ahora él tenía unas cuantas canas en su cabellera y unas cuantas arrugas en la frente.
Se acercó de nuevo.- Me hiciste acordar que le tengo un regalito a Django, cuando lo ví supe que sería perfecto para él.- dije recordando a Django, le había agarrado mucho cariño a ese animal de cuatro patas, era tan juguetón y le lamía la cara a todo el mundo, bueno, almenos eso hacía conmigo.
Sonreí con mi lo último.- Corrección: caminando estúpidamente por lugares raros con una buena compañía, ¿quién mejor que yo? Nadie.- respondí antes de que me contestara, y reí ligeramente al ver que se relajaba cuando le informé que no había muros en la costa.
- ¿Qué te parece hebreo? sinceramente es el que me falta reforzar , y si pronuncio mal algo o me equivoco sé que me corregirás.- le guiñé un ojo, aunque me sorprendió el hecho de que me llamara por mi apodo ya que solía decir mi nombre, pero lo pasé por alto, me gustaba que fuéramos agarrando más confianza entre nosotros. Mientras íbamos caminando, posó su codo en mi hombro ligeramente, lo mire con mala cara por aquella acción, pero también decidí ignorarlo ya que no me causaba molestia alguna.
- Nada fuera de lo común, niño.- dije recalcando la última palabra.- trabajos, viajes y estudios, lo de siempre. Aunque mi padre me ha pedido ayuda con algunos problemas que tiene de la extranjería.- dije.- ¿Te conté que me fuí a Suecia hace poco? Ahí conseguí el regalo de Django, y también descubrí que ahí el internet es mucho más rápido, oh, y tienes que probar los lutfisks, son demasiado deliciosos.-agregué emocionada.- ¿qué hay de tí, niño.- volví a recalcar la última palabra.- ¿alguna anécdota interesante que me cuentes?
avatar
Kayleen Baldwin L.
Kappa Phi Nu
Kappa Phi Nu

Mensajes : 39
Edad : 23
Localización : Around the world.
Fecha de inscripción : 03/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Charles A. Rousseau el Dom Sep 29, 2013 8:47 pm

Reí con lo que dijo y me encogí de hombros. - Nunca sabes, Kayleen, nunca sabes. - Si hubiera sido otra persona le hubiera discutido hasta ganar, pero era solo Kayleen, no me gustaba discutir con mis amigos. Además, existía la probabilidad de que ella saldría ganando en aquella conversación. Seguíamos con el mismo alemán. Le guiñié un ojo con lo que dijo, sin siquiera responder, logrando omitir una risilla. Es que tenía razón, en general no solía ser así, pero todo dependía de con quien estaba. Si hubiera sido con mis hermanas, seguramente ni siquiera hubiera pensado en decir aquello. - Oh, seguro estará feliz si se lo das tu misma, le caes bien. - Dije, agradeciéndole. Yo no solía regalarle cosas a Django, simplemente jugaba con un pedazo de cuerda bastante demacrada o si no le lanzaba palos que encontraba, por lo que cuando traía un juguete nuevo o algo así, él siempre se ponía feliz. Por más de que los perros eran mejores a los humanos, estos también se alegraban con los regalos materiales.

- ¿Hebreo? - Repetí tras ella, y luego hice una cara de confusión y de verguenza, como si no sabía mucho del idioma. - Es que... - Seguí en alemán. - Ok, es broma, me parece bien. - Sonreí mirando hacia el frente, hablando en hebreo lo más fluído que podía. No era que me gustase mucho, ni tampoco que lo hablase mucho, pero aún así me seguía fascinando el hecho de hablar un idioma el cual casi nadie hablaba. A decir verdad, sí que era hablado, pero solo en oriente, y en occidente no tanto, excepto claro, los nativos de países parlantes de hebreo. Noté como me miró con mala cara cuando apoyé mi brazo sobre su hombro, y yo me encogí de hombros otra vez. - Bueno, perdón, pero ya estoy viejo, sin mi bastón me caigo. - Dije, imitando la voz de un hebreo anciano.

Luego me habló sobre su viaje a Suecia, y cada vez que ella recalcaba la palabra niño, yo fruncía la nariz. - Los Lutfisk no son pescado? Creo que los he probado alguna vez. Ya sabes, los países nórdicos son siempre la capital de los pescados y tal. - Sonreí. Me gustaba mucho la comida de esos lugares. - Todo lo sueco es mejor. Habría que meterlos en cuartitos y hacer que trabajen como nuestros esclavos. - Dije, algo apenado de que no habíamos nacido allí, donde todo era pulcreidad, educación y puntualidad. - Y para de decirme así, dios, que no soy niño. - Me quejé al fin, empujando un poquito su mejilla con mi dedo índice. - Pero no, nada en especial. Viajé a Francia hace unas semanas para ver como estaba mi antiguo apartamento, y como siempre estaba lleno de turistas. Ya te habrás imaginado. - Volví a quejarme, negando con la cabeza y con un suspiro al final de mi frase. - No dejan a mi patria en paz. - Esta vez hablé en francés, como habría dicho cualquier otro anciano de mi misma nacionalidad, quejándose de la sociedad.

- ¿Planeabas ir a algún lado? - Le pregunté. Quería estar seguro de ello para no tener el sentimiento de haber arruinado lo que sea. - Dejé a Django detrás de Sigma Phi Alpha, si quieres lo podríamos visitar. - "Por más de que acabo de verlo, pero bueno." Pensé y ofrecí. Creí que quizás mi perro se alegraría al verla ya que hacía mucho que no la veía.
avatar
Charles A. Rousseau
Sigma Phi Alpha
Sigma Phi Alpha

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 06/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Kayleen Baldwin L. el Sáb Oct 12, 2013 2:25 am

Negué con la cabeza divertidamente al oír su vaga respuesta.- Eres un tonto -afirmé riendo, algunas veces se comportaba de una manera tan inmadura que dudabas si tiene la edad que dice tener, lo bueno de ese lado suyo era que siempre te hacía reír. Asentí con lo que me sugirió, no había tenido muchas mascotas en mi niñez por mi padre, él creía que podrían hacerme daño y aparte pensaba que sólo hacían sus necesidades, comían y dormían, así que cuando mis amigos tenían una mascota siempre iba a jugar con ellos y les hablaba en balleno, era algo realmente divertido.

Hice una "o" con mis labios y con una mano en el pecho, como un gesto de sorpresa al ver su cara de confusión por el idioma que le propuse, normalmente no teníamos problemas con eso, pero luego me relajé y volví a mi postura normal al saber que era broma. Reí con su imitación.- Uy, lo de viejo ya lo había notado .- me burlé riendo, siguiendo con el hebreo que acordamos.

- Sí, son pescado .-afirmé.- Lástima que la mayoría no piense eso y le pongan calificativos desagradables, deberían aprovechar su propia gastronomía.- comenté , y luego reí por su queja - Ok, señor adulto.- dije engrosando la voz, y me comentó que había ido a Francia para ver su antiguo departamento y como era usual, se quejó de los turistas imitando a un ancianito francés, pero vamos, era común que hubiera gran cantidad de turistas por las zonas turísticas que allá habían, como la Torre Eiffel o la Catedral de Reims .- Con razón estás tan gruñón .-bromeé.

- Oh no, no te preocupes, no tengo nada que hacer aparte de leer un poco y vagar .-sonreí, y luego escuché su propuesta.- Me parece genial, aunque creo que debería ir a cambiarme de atuendo primero, a menos que quiera darle un desfile privado a Django.-bromeé

_________________


She’s not afraid of scary movies She likes the way we kiss in the dark
But she’s so afraid of falling in love ♥️
avatar
Kayleen Baldwin L.
Kappa Phi Nu
Kappa Phi Nu

Mensajes : 39
Edad : 23
Localización : Around the world.
Fecha de inscripción : 03/07/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Louder than lions || Kayleen Baldwin L.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.